BLOGGER TEMPLATES AND TWITTER BACKGROUNDS

miércoles, 3 de abril de 2013

"No me preguntes por qué", capítulo 1 (introducción).



24 de diciembre de 2008, 18:34 p.m.

- ¿Y tienes la poca vergüenza de reclamarme madurez y un comportamiento adulto cuando tú, después de todo este tiempo, me estás demostrando que no tienes ni puta idea de lo que quieres? ¿Eh, Álex? ¿No te da reparo ser tan hipócrita conmigo? -Los peatones que nos veían pasar en el coche no apartaban la mirada. Mientras yo hablaba, no podía dejar de hacer aspavientos y mi expresión facial facilitaba la impresión de que estábamos peleando, y muy fuerte-.

- Está bien, no me des tiempo si no quieres, estás en tu derecho, pero no es necesario que me hables en ese tono. No me seas cría, ¿de acuerdo? -Cómo no, él con sus manazas en el volante y ni una sola mirada hacia mí mientras hablaba-.

-¡Ah, qué cosas! Soy una cría porque te grito. Debería partirte la boca directamente, no será por falta de ganas... Vaya día has escogido para dejarme. ¿Con qué cara voy a cenar esta noche con mi familia?

- Vamos a ver, relájate, ¿quieres? Yo no te estoy dejando, te estoy pidiendo tiempo para aclarar mis ideas.

-¡No me relajo! ¡Es imposible relajarme! ¡No me puedo creer lo que me estás haciendo! Y por supuesto que me estás dejando. Seré una inmadura según tu propio criterio de mierda, pero sé perfectamente lo que quiero en la vida, y también sé que un "necesito tiempo" es una manera sutil de mandar a tomar por culo a la otra persona. Deja de ser tan cobarde y tan hipócrita y da la cara, que te contradices.

- ¡Mira, ahora sí que se acabó! Ya no quiero tiempo, ahora solamente quiero estar solo.

- Estás quedando como un pobre amargado que no ve más allá de sus propias narices. Ahora sí... Ahora no... ¿Tú a qué estás jugando?

- No estoy jugando a nada, eres una cría. No se puede hablar contigo. Lo estoy pasando fatal, no quiero hacerte daño y lo que menos me esperaba era una reacción así por tu parte.

- Oh, pobrecito él... Qué desconsiderada soy. Sólo se me ocurre a mí enfadarme con mi novio porque me deja por su ex.

- ¡No he dicho que te deje por Mara en ningún momento! ¡Necesito tiempo, eso es todo! -Ahora sí me miraba, y con lágrimas a punto de asomar por los ojos. Es nombrar a su ex y se resiente su fibra sensible. Qué divertido era el momentazo-.

- Ya, veamos... Tiempo para cepillártela todas las veces necesarias hasta que lo tengas claro, ¿puede ser?

- Está bien, tú lo has querido -el frenazo fue tan brutal como inesperado-, bájate del puto coche.

- Jajaja, ni de coña...

- Asela, o te bajas o te bajo.

- Tócame, hipócrita cobarde, y verás lo que te pasa.

- ¿Me estás amenazando, niñata? En vez de 23 años parece que tienes 16...

- No, en serio, tócame.

- Jamás te pondría la mano encima, y lo sabes. Pero me sacas de mis casillas. No sabes cuánto me duele que terminemos así... -parecía que se ablandaba, pero yo seguía teniendo ganas de cruzarle la cara-. Creía que ya no sentía nada por ella. Pensaba, estaba convencido de que todo era pasado. Pero me llamó, la he visto y... Se me han venido otra vez todos los sentimientos de golpe.

- ¿Lo ves? Hemos terminado, tú mismo lo has dicho.

- ¿Cómo dices?

- No sabes cuánto me duele que terminemos así. Haber empezado por ahí, ¿no te parece, hombretón hecho y derecho?

Ya no tenía ganas de abofetearle, escupirle ni pisarle. En esos momentos sentía una pena tan grande por él, por lo bajo que estaba cayendo y lo mal que estaba actuando, echando balones fuera culpándome por mi supuesta inmadurez, que en realidad me apetecía darle unas palmaditas en la espalda. Pero tampoco lo hice.
Le miré, como quien mira a un compañero antiguo del colegio que nunca estudiaba y daba la paliza en clase, fumando porros en el parque. Y me bajé de su coche de persona realizada y con ideas claras.

Pero antes de irme sin una despedida, me quedé frente a la ventanilla, me agaché, bajó el cristal y dije:

- Hemos terminado como pareja, pero sólo eso.

- ¿Eso quiere decir que seremos amigos? -me preguntó con una sonrisa patética en la cara-.

- No exactamente...



.Estelle.

10 comentarios:

  1. ¡Madre mía! Me ha gustado esta introducción... ¡menuda discusión!
    Ella me ha parecido muy valiente y sincera. Es horroroso que la deje su novio por una antigua novia.
    Asela, olvidando el orgullo, le ha dicho a Alex unas cuantas cositas...
    Espero con interés el próximo capítulo.
    Besos, Estelle

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, valor no le falta, es una persona con las ideas bastante claras. Y Álex es el reflejo de la inmadurez y la hipocresía. Por desgracia es la típica descripción de un hombre XD
      El siguiente capítulo estará la próxima semana.
      Me alegra que te haya gustado esta introducción :)

      .Estelle.

      Eliminar
    2. Sí me ha gustado, Estelle, y mucho.
      No creo que todos los hombres sean iguales, tiene que existir un hombre fantástico, seguro que sí.
      Tampoco todas las mujeres somos iguales.
      Le diré a Nena que, aquí, contestas a los comentarios. No sé si lo sabe

      Eliminar
    3. Seguro que existe, pero yo todavía no lo conozco. Mi novio al menos no lo es XD pero bueno, es lo que hay.

      .Estelle.

      Eliminar
    4. Pues tu novio sabrá lo que hace o no hace... porque a mí me pareces fantástica. Y, seguro, que acabarás conociendo a un hombre a tu medida, o sea, fantástico... jajaja

      Eliminar
    5. Estelle, este próximo jueves te espera un premio en la Estación. Espero que te haga ilusión.
      Besos

      Eliminar
  2. Está muy bien que ella le diga lo que piensa, él se muestra un poco perdonavidas y eso es francamente irritante. Pero si ya ha hecho su elección, como así parece, yo le abriría las puertas de mi vida (hacia afuera) para que saliera cuanto antes. Aunque me doliera en el alma.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja las puertas de mi vida hacia fuera XDDDD muy buena.
      Puede que lo mejor hubiera sido eso, que llorara lo que tuviera que llorar durante X tiempo y seguir con su vida, pero dudo que Asela haga eso...

      .Estelle.

      Eliminar
    2. Aaaah, ¡qué bien! me ha dicho un pajarito que aquí responderás a nuestros desvariados comentarios, Estelle, bueno, al menos los míos sí lo son, que cada día pierdo más la cabeza jajaja)
      Pues ya veremos lo que la impetuosa Asela va a hacer a continuación, parece que está un poco desbocada.
      Besos

      Eliminar
    3. Ya, un pajarito llamado Mela XD aunque sólo hablaré por aquí con vosotras porque sois las únicas que me leéis, pero más que suficiente ;)
      No, yo no diría que desbocada es la palabra correcta. Dolida y decepcionada sí.

      .Estelle.

      Eliminar